febrero 22, 2024

Op‌enAI ha abierto por fin su tienda de aplicaciones para ChatGPT creadas por usuarios. La compañía detrás del bot conversacional más célebre anunció en noviembre esta “ChatGPT Store”, que ha llegado esta semana tras un par de meses de retraso. Desde este miércoles sus usuarios tienen la opción de emplear aplicaciones destinadas a fines concretos. De momento la tienda está abierta solo para suscriptores de ChatGPT.

El modelo es similar a las tiendas de apps de Apple y Android. Persigue crear un ecosistema propio que permita a este modelo ser una plataforma sobre la que construir aplicaciones que se conviertan en imprescindibles para millones de usuarios, como ocurrió en los móviles con Instagram, Uber, TikTok o tantas otras apps. OpenAI dice que ya se han creado más de 3 millones de bots o aplicaciones. La tienda también ofrece agentes generados por la propia plataforma.

La compañía liderada por Sam Altman también compartirá parte de los ingresos con los creadores de apps más usadas. Aún no ha dado, sin embargo, detalles de cómo repartirá los porcentajes de ingresos. También tendrá un control más exhaustivo para que las apps cumplan las políticas de la empresa.

Captura de pantalla de las apps propuestas por la compañía en la ChatGPT Store.

En la tienda, la compañía recomienda estos días, por ejemplo, una aplicación creada por AllTrails sobre senderismo. El proceso de búsqueda es similar al de la propia app original de AppTrails, pero haciendo preguntas a ChatGPT para que dé con una ruta adecuada. También destacan otras aplicaciones similares a los usos más habituales de ChatGPT: Code Tutor, para programar con ayudante; Consensus, para buscar en artículos académicos, o Books, para pedir recomendaciones sobre libros y literatura.

La tienda también ofrece aplicaciones por apartados distintos sobre ilustraciones, logos, imágenes similares, para ayudar a escribir en lengua natural o en código, a hacer operaciones matemáticas. En muchos casos las soluciones son parecidas a las que podría ofrecer la versión 4 de ChatGPT, con la ventaja de estar dedicado a un ámbito más preciso. El peligro de las alucinaciones o desvíos sigue estando presente.

Puedes seguir a EL PAÍS Tecnología en Facebook y X o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *