febrero 22, 2024

“No tenemos el Barça de 2010. Me da igual el resultado, lo que quiero es un equipo con alma”, achacaba Xavi Hernández tras el encuentro contra el Almería. Duro en sus palabras, contundente en sus afirmaciones sobre el equipo. Eran los dos goles de Sergi Roberto los únicos capaces de hacerle olvidar al Barça su partido contra el colista de LaLiga. “Necesitábamos la victoria. Nos hubiese gustado que fuera un partido más tranquilo, pero en estos momentos hay que ganar como sea”, explicaba el futbolista de La Masia tras el partido. Un encuentro sufrido, con problemas de coordinación, de presión y de organización más allá de los pocos aciertos en portería. Una falta de gol que ya se ha convertido en una pandemia. Xavi Hernández, sin embargo, señalaba y era duro: “Si nos falta efectividad, como mínimo debemos tener alma y agresividad. O corremos como animales o no llegamos. O nos dejamos la piel y la vida, o no ganaremos nada”.

3

Iñaki Peña, Ronald Araújo, Alex Balde, Cancelo, A. Christensen (Koundé, min. 45), Gündogan, Fermín López, Sergi Roberto, Lewandowski, Raphinha (Lamine Yamal, min. 76) y João Félix (Ferrán Torres, min. 45)

2

Luis Maximiano, César Montes, Pozo (Houboulang Mendes, min. 63), Edgar González, Chumi, Akieme, Iddrisu Baba, Ramazani (Embarba, min. 77), Dion Lopy, Leo Baptistao (Lazaro, min. 77) y Sergio Arribas

Goles 1-0 min. 33: Raphinha. 1-1 min. 40: Leo Baptistao. 2-1 min. 60: Sergi Roberto. 2-2 min. 71: Edgar González. 3-2 min. 82: Sergi Roberto.

Árbitro Guillermo Cuadra Fernández

Tarjetas amarillas Pozo (min. 5), Raphinha (min. 15), A. Christensen (min. 20), Dion Lopy (min. 56), Iddrisu Baba (min. 84) y Ronald Araújo (min. 89)

El primer doblete para Sergi Roberto en toda su carrera se hacía realidad un enfrentamiento donde brillaron las ausencias de los goles de Lewandowski, que sigue cayendo en su sequía. “No sé por qué nos falta el acierto, pero lo bueno es que estamos teniendo ocasiones. Tenemos jugadores de mucha calidad y los goles acabarán llegando”, aseguraba el capitán. Pero el problema del Barcelona no solo era el gol. El Barça ya ha concedido más tantos (21) en 18 jornadas este año que en toda la temporada pasada (20). “Sergi Roberto es un ejemplo para todos. Es un capitán en mayúscula. A su manera, motivó a los jugadores en el entretiempo. Es un líder”, explicaba Xavi Hernández sobre su futbolista. El capitán dignificó el brazalete en un partido donde los 30 puntos de diferencia en la tabla se desvanecían. Hasta el Almería -con tan solo 19 goles marcados esta temporada frente a 42 encajados- llegaba ocho veces al área del Barça. “La primera parte, como entrenador, es inaceptable. Se lo he dicho a los jugadores en el descanso. No es aceptable la falta de intensidad. Faltaba alma y contundencia”, contaba Xavi.

Y por esa “falta de alma” en la primera parte reinaban las pitadas de la afición de un Monjutïc con 34.471 espectadores. Con una actitud pasiva, perdidos con y sin pelota, nerviosos y sin movimientos colectivos, se vendían a la precipitación. “Entiendo los pitos, pero también nos han apoyado. Puedo entender que la gente no esté contenta, pero ahora debemos estar más unidos que nunca. No nos podemos descolgar más en LaLiga y esta victoria sido muy importante”, daba su versión Sergi Roberto. “No me gustan los pitos, pero es normal. Por respeto al club y al escudo, hay que dejarse la piel siempre”, añadía Xavi.

La segunda parte tenía un cambio de actitud liderado por Ferran. Xavi buscaba el alma perdida, y daba la charla más dura de su carrera: “En el descanso hemos hablado claro en el vestuario. Y creo que ha ido bien. La segunda parte me ha gustado. La intensidad

de la primera y segunda parte no tienen nada que ver, y lo que hay que hacer es exigirles”. Para el entrenador catalán, el problema es la confianza: “Se bloquean, sienten presión, y pueden llegarse hasta a asustar por todo lo que se genera alrededor. Yo tengo que ser más exigente y más fuerte para que puedan rendir. Dejarse la piel. Esto es el Barça y no hay otra”. A pesar de la contundencia de sus palabras, aseguraba no estar enfadado. “No estoy cabreado, es lo que he visto”.

Ahora, después del amistoso este viernes 22 en Dallas, el equipo descansará. “Llegan las vacaciones, que son necesarias para desconectar. Vendremos mejor”, explicaba Sergi Roberto. Xavi subraya sus palabras: “Estas dos semanas creo que nos irá bien descansar, desconectar y a por 2024 con títulos”. Los tres goles del Barça y la victoria maquillan el sufrimiento contra el colista. Pero las palabras de Xavi dejan en evidencia aquello de lo que carece el equipo.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *